Devocional

TRES GRUPOS DE PERSONAS Y SUS RELACIONES PERSONALES CON DIOS

Por 8 marzo, 2019 Sin comentarios

La Palabra de Dios muestra tres grupos distintos de personas con respecto a su relación personal con Dios. Dentro de estos grupos existen diferentes niveles dependiendo de la crianza, el carácter, el entrenamiento personal, la edad, la cultura, la educación, etc. Pero aun con todas las diferencias existen solamente tres posturas fundamentales con respecto a Dios: Ninguna relación: la Biblia se refiere a esto como el hombre natural. Relación plena y real: la Biblia se refiere a esto como una persona espiritual. Relación dividida o fingida: la Biblia describe a esta persona como una persona carnal. Los términos “natural”, “espiritual” o “carnal” en la palabra de Dios no son evaluaciones en este caso. Simplemente describen la relación personal con Dios de la persona en cuestión.

Estos tres grupos son descritos en 1 Corintios 2:14-16 y 1 Corintios 3:1-4. Por ahora sólo tocaremos ligeramente el tema del hombre natural: él vive el momento, no se preocupa por su relación con Dios. Podemos encontrar personas de los otros dos grupos dentro de la iglesia. Un vis­tazo rápido nos ayudará a ver dónde se encuentra el problema principal. Lo más importante es darse cuenta del grupo al que uno pertenece. Esta observación nos ayudará a hacer nuestro auto diagnóstico. Debemos fijarnos en nuestras propias vidas y no en las ajenas.

¿Cuál es el criterio que define a qué grupo se pertenece? Notaremos que el factor determinante en los tres grupos es la relación que se tiene con el Espíritu Santo. El Hombre Natural “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” (1 Corintios 2:14, RVR 1995)

El hombre natural no tiene ninguna relación con el Espíritu Santo. Él vive su propia vida y no le interesa saber de Dios, o le interesa muy poco. El Hombre Espiritual y el Carnal están dentr o de la Iglesia Estos dos grupos se nos presentan en 1 Corintios 2 y 3 así como en Romanos 8:1-17 y Gálatas 5 y 6. Debemos notar que el criterio para estos dos grupos es su relación con el Espíritu Santo. Esto es porque Dios ha estipulado que el Espíritu Santo sea nuestra única conexión al cielo. (Deseado de Todas las Gentes p.289; Mateo 12:32) “El corazón debe estar abierto a la influencia del Espíritu; de otra manera no puede recibir las bendiciones de Dios.” 12

El Miembro de Iglesia que es Espiritual Leamos 1 Corintios 2:15-16:

“En cambio, el espiritual juzga todas las cosas, sin que él sea juzgado por nadie. ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién lo instruirá? Pues bien, nosotros tenemos la mente de Cristo.” (RVR 1995)

“En cambio, el hombre espiritual lo juzga todo mientras que él no es juzgado por nadie. Porque, ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién lo instruirá? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo.” (RVA-2015)

La persona espiritual es el verdadero cristiano. Él es llamado “espiri­tual” porque está lleno del Espíritu Santo. Aquí también es la relación con el Espíritu Santo lo que determina si una persona es espiritual. Él tiene una buena y creciente relación con el Espíritu Santo. Jesús es el “centro de su vida” o, como decimos a veces, Jesús está sentado en el trono de su corazón. La persona espiritual se ha entregado en esencia y completa­mente a Jesús y por regla general esto es confirmado diariamente al entregarse cada mañana con todo lo que es y todo lo que tiene. En el mensaje a Laodicea él es denominado “caliente” y en la parábola de las 10 vírgenes se le llama “sabio”. Romanos 1:1-17 y Gálatas 5 hablan aún más sobre él. Él vive una vida “en abundancia” (Juan 10:10) o, como lo expresa Pablo, “llenos de toda la plenitud de Dios” (Efesios 3:19, Col. 2:9).

elche

Author elche

More posts by elche