Devocional

PASOS PARA UN REAVIVAMIENTO PERSONAL. PARÁBOLA DE LAS DIEZ VIRGENES

Por 4 abril, 2019 Sin comentarios

¿Qué nos enseña la parábola de Jesús de las diez vírgenes acerca de los miembros de iglesia carnales o espirituales? Todas las 10 eran vírgenes Todas tenían lámparas Todas tenían la Biblia Todas fueron a buscar al novio Todas esperaban con ansias la segunda venida Todas se durmieron Todas escucharon el llamado y se despertaron Todas prepararon sus lámparas Todas las lámparas se encendieron La mitad notó que sus lámparas de apagaban Las lámparas encendidas necesitan aceite. La energía se consume. Después de un tiempo cinco de ellas notaron que sus lámparas se esta­ban apagando. Las lámparas de las vírgenes insensatas que sólo brillaron por un tiempo nos muestran que sí tenían algo del Espíritu Santo. Pero no era suficiente. Tenían muy poco aceite. ¡Esa era la única diferencia!

Cuando las cinco llegaron y pidieron entrar a la casa Jesús les contestó: “no os conozco”. Se comenzaron a preocupar muy tarde por su falta de aceite, el Espíritu Santo. La puerta permaneció cerrada.

La declaración de Jesús nos muestra que nuestra relación personal con él tiene que ver con el Espíritu Santo. Quien no se deje guiar por el Espíritu Santo no será reconocido por Jesús. Romanos 8:8-9 dice: “los que viven según la carne no pueden agradar a Dios… Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él”.

En realidad, sólo podemos tener una verdadera relación personal con Cristo por medio del Espíritu Santo. 1 de Juan 3:24 nos dice: “Y en esto sabe­mos que él (Jesús) permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.” Esto significa que la seguridad que tengo de ser lleno del Espíritu Santo es la misma seguridad que tengo de estar en Jesús y que Él está en mí.

Esta es la misma experiencia que tuvo la hermana que participó en los 40 días de oración. Ella pudo experimentar una relación con Dios de una manera completamente diferente a través de la presencia del Espíritu Santo en su vida; otras personas también notaron el cambio. Una her­mana del sur de Alemania escribió lo siguiente después de estudiar este libro: “Este libro junto con el libro 40 Días Oraciones y Devocionales para Prepararnos para la Segunda Venida escrito por Dennis Smith se han vuelto una muy esperada y gran bendición en mi vida. A una hermana de la iglesia y a mí, al igual que a muchos otros miembros de iglesia, nos hacía falta algo en nuestra experiencia de fe; pero tuvimos el privilegio de experimentar cómo Jesús entró a nuestras vidas y comenzó a cambiarnos. Él sigue haciéndolo y paso a paso nos acerca más a Él.”21

Un hermano me escribió lo siguiente: “El libro Pasos para un Reavivamiento Personal me tocó profundamente. El capítulo acerca de las diez vírgenes y especialmente el texto de Romanos 8:9 ‘Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él’ me impactaron. De repente no estaba seguro de tener al Espíritu Santo y de saber si Él estaba obrando en mi vida puesto que dolorosamente me di cuenta de que hacían falta los “frutos” correspondientes en mi vida. Esta tarde terminé de leer el libro y una tristeza infinitamente profunda me sobrecogió. Luego leí la oración en la página 108 y un profundo anhelo de recibir al Espíritu Santo surgió en mí, de que mi corazón cambiase y de que Dios el Padre me moldeara según su voluntad. …Gracias por el libro y por esas palabras que me conmovieron.” A.P.

La tragedia más grande para el cristiano carnal es que no recibirá la vida eterna si su condición no cambia. Romanos 8:9: “Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él”.

En resumen: la diferencia principal entre un miembro de iglesia espiri­tual y uno carnal tiene que ver con el Espíritu Santo. El cristiano espiritual está lleno del Espíritu Santo. Es cristiano carnal no lo está o no lo está suficientemente.

Si usted descubre que es un cristiano carnal, no se angustie. Dios le ofrece un remedio: el Espíritu Santo. En algunos medios se sobre enfatiza el Espíritu Santo, en otros se ignora. Que el Señor nos ayude a alcanzar el equilibrio bíblico.