Devocional

El Miembro de Iglesia “Carnal”

Por 15 marzo, 2019 Sin comentarios

Una persona puede ser miembro de iglesia por poco tiempo o por muchos años y seguir siendo un cristiano carnal. Si, para su sorpresa, usted descubre que por los momentos es un cristiano carnal, no se aflija, más bien alégrese porque tiene la posibilidad de cambiar su estado inmediatamente. Estoy convencido de que la mayoría de los cristianos carnales están en esta condición sin saberlo y tienen el deseo de experi­mentar más en su fe. Su ignorancia a menudo no es su propia culpa. Considere esto: usted experimentará gran gozo a través de una vida con Cristo en su corazón a través del Espíritu Santo. (Juan 15:11 para que “vues­tro gozo sea completo”) A través de este cambio usted podrá paso a paso experimentar una vida en abundancia (Juan 10:10 hablaremos más acerca de esto más adelante) y su esperanza en la vida eterna tendrá un fundamento seguro. Oración: Padre Celestial, por favor hazme estar dispuesto a hacerme esta pregunta. Por favor, ayúdame a darme cuenta inmediatamente si soy un cristiano carnal. Ayúdame a estar dispuesto a hacer todo lo que tu quieres que yo haga. Por favor, guíame a llevar una vida cristiana feliz; a esa vida en abundancia y a la vida eterna. Por favor renueva mi corazón. Gracias por contestar mi oración. Amén.

Leamos lo que dice el apóstol Pablo a los miembros de iglesia carnales en 1 Corintios 3:1-4 (RVR 1995) “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, no alimento sólido, porque aún no erais capaces; ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales. En efecto, habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales y andáis como hombres? Pues cuando uno dice: ‘Yo ciertamente soy de Pablo’, y el otro: ‘Yo soy de Apolos’, ¿no sois carnales?”

¡Aquí también podemos ver claramente que el criterio que define a qué grupo se pertenece es la relación personal que se tiene con el Espíritu Santo! En estos pocos versículos el apóstol Pablo menciona tres veces que los miembros de la iglesia de Corinto son carnales. ¿Qué significa esto? Significa que una persona vive del poder de la carne; en otras palabras, de la fuerza y las habilidades normales que posee la persona. Además significa que no está lleno del Espíritu Santo o no está lo suficientemente lleno del Espíritu Santo.

Algunas personas piensan que este grupo consiste solamente de perso­nas que viven abiertamente en pecado. Pero ésta es sólo una de las muchas variaciones que existen dentro de este grupo. Quiero recalcar nuevamente que hay muchas diferencias dentro de cada uno de estos grupos.

Pablo se refirió a las personas carnales como “hermanos”. Esto mues­tra que él estaba lidiando con miembros de iglesia. Pablo no podía hablarles “como a espirituales”. Eso significa que: Ellos no estaban llenos del Espíritu Santo o no estaban suficientemente llenos del Espíritu Santo. Él tenía que hablarles como a “niños en Cristo”. Esto muestra que ellos no habían crecido en la fe como deberían haberlo hecho. Una persona puede tener un gran conocimiento de la Biblia y aun así no crecer espiritual­mente. El crecimiento espiritual depende de nuestra entrega completa a Jesús y de vivir constantemente en el Espíritu Santo.

Muchos cristianos carnales están descontentos; se sienten desanimados, sin propósito o están en dificultades en su vida espiritual.

Otros cristianos carnales pueden ser entusiastas. Están alegres de conocer la verdad bíblica. Los miembros de iglesia carnales pueden ser miembros activos y tener posiciones de liderazgo dentro de la iglesia local o en la administración de la iglesia. Ellos pueden incluso hacer mucho para Dios. Mateo 7:22-23 (RVR 1995) “Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?’ Entonces les declararé: ‘Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!’ ”

¿Dónde se encuentra el problema? Jesús les dice que no los conoce. No tenían una verdadera relación con Cristo sino una fingida. O no había un verdadero compromiso o quizás no habían mantenido el compromiso inicial. Jesús no vivía en sus corazones por medio del Espíritu Santo por lo tanto no había una relación personal con Cristo. “Puede haber una relación aparente con Cristo…”13 ¿Cómo podemos saber si Cristo está en nosotros? He leído unas palabras muy serias al respecto. Antes de men­cionarlas quiero señalar que podemos ser libres de las siguientes cosas si vivimos una vida en comunión con el Espíritu Santo: “Un espíritu contrario al espíritu de Cristo le negaría, cualquiera que fuese la profesión de fe. Los hombres pueden negar a Cristo calumniando, hablando insensatamente y profiriendo palabras falsas o hirientes. Pueden negarle rehuyendo las cargas de la vida, persi­guiendo el placer pecaminoso. Pueden negarle conformándose con el mundo, siguiendo una conducta descortés, amando sus propias opiniones, justificando al yo, albergando dudas, buscando dificultades y morando en tinieblas. De todas estas maneras, declaran que Cristo no está en ellos.” 14

Esto puede cambiar rápidamente por la gracia de Dios. Regresaremos a esto en la tercera y quinta sección de este libro.

 

elche

Author elche

More posts by elche