Skip to main content

El pasado Sábado 14 de Julio, una vez más, hubo gran gozo en el cielo. Dice la Escritura que «hay más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento».

Pero hubo gozo también, y mucho, en la ciudad de Elche ya que dos jóvenes decidieron entregar su vida al Señor en las aguas del bautismo.

Damos una calurosa y cariñosa bienvenida a nuestra iglesia a nuestros nuevos hermanos: Veronica Campello y Enzo Hernandez rogando al Señor que los dirija en esta nueva senda que han decidido iniciar de Su mano y que los llevará a la vida eterna.

 

Deja un comentario