La Oración. Un arma poderosa

La Oración. Un arma poderosa

Un arma poderosa contra el enemigo es la oración.  La oración es un arma fuerte contra el enemigo.  El ayuno la fortalece aún más.  Con frecuencia la atadura del enemigo sobre nuestra vida solo se puede quebrar con oración y ayuno.  Parecería que algo tan sencillo no hiciera mucho, pero es así.  Y pudiera parecer que nada pasa mientras ayunas, pero hay cosas poderosas que se quiebran en el mundo espiritual.  A menudo un simple ayuno de 24 horas es suficiente para quebrar la atadura del enemigo sobre nuestra vida.  El ayuno con regularidad mantendrá al enemigo a raya y las fortalezas destruidas.  Es una manera de decir: “me niego a lo que más deseó y pongo a Dios primero en mi vida”.  El enemigo odia esto porque es una manera segura de resistirlo y vencerlo.

El poder de la esposa que ora, pág. 68.

Centro de Producciones Multimedia